domingo, 18 de junio de 2017

CRÍTICA: LA GRANJA DE ZENÓN

“Muy temprano a la mañana, cuando apenas sale el sol, todos juntos en la granja, inventan una canción…” Así es como, El Reino Infantil, nos invita este año a entrar en esta nueva historia La Granja de Zenón y el huevo de oro, mientras se va abriendo de fondo un libro de cuentos gigante, en el cual, a lo largo de la obra, van apareciendo los distintos paisajes de campo y los lugares que se usan para dar vida a cada momento de este musical infantil.


Desde este libro de cuentos, la escenografía, la utilería y las luces imprimen en todo el escenario una visión muy colorida que atrae la atención de todos, sobre todo de los más chicos.
Las ya conocidas canciones, se enriquecen con el despliegue de las coreografías de los personajes que van llenando de alegría a los “mini” espectadores, que no dejan de aplaudir, cantar y bailar en ningún momento.

Zenón quiere sorprender a su sobrino Tito diciéndole que tiene un regalo preparado para él. Pero esta no es la única sorpresa: en el gallinero, La Pata, puso un Huevo de Oro que llenó de alegría a todos.

Un ya bien conocido “misterioso” personaje, que no tiene ninguna buena intención, aprovecha la distracción del resto y se roba el Huevo. Pero La Pata, no queda sola con su tristeza: todos los de la granja con una gran solidaridad, comienzan esta aventura para recuperarlo. Los personajes interactúan y dan participación a los más chicos todo el tiempo, con preguntas y respuestas, haciéndolos sentir parte importante de ésta búsqueda, que no dejará de sorprenderlos hasta el final.


Con un lenguaje adecuado a los niños, también se transmiten claramente, valores como el ser auténticos(que nadie es menos  que otro porque  hay cosas que no puede hacer o algo no le sale), que todos tenemos algo para dar (Bartolito no puede cantar como gallo pero baila bien, mientras el gallo Alfa es el “jefe” del gallinero pero no baila tan bien) y el poder celebrar y alegrarse con aquel que logra superarse (Bartolito consigue dar un fuerte “qui-qui-ri-quí”). Nos enseña también la importancia de tener una buena convivenciaentre todos a pesar de las diferencias: El final del día los encuentra a todos unidos, celebrando la llegada de un inesperado nuevo miembro a la familia y amigos de La Granja de Zenón.

Padres e hijos se descubrirán cantando juntos los clásicos “El Gallo y La Pata”, “La Vaca Lola”, “El Pavo y La Pava” y “La Gallina Turuleca”, entre otros. 

La temporada infantil arrancó con muy buenas opciones. La Granja de Zenón es una de las obras recomendadas para disfrutar en familia.







LA GRANJA DE ZENÓN
Y EL HUEVO DE ORO

Teatro Metropolitan Sura
(Av Corrientes 1343)

Adquirí tus entradas por Plateanet
y en la boletería del teatro desde $350

No hay comentarios: